¡El momento más meloso de la noche de la marca roja!