La batalla llevaba cocinándose desde hace varios días…

 

Big E enfrentó a Sami Zayn, Campeón Intercontinental, dos semanas después de su fuerte encuentro entre bastidores y una semana tras compartir ring en el tributo a Pat Patterson. 


La pelea del viernes de #WWExFOX tenía fuertes implicaciones, ya que a pesar de no ser una pelea directamente por el título, Big E podría postularse como candidato en caso de conseguir la victoria.

Todo comenzó con un headlock, y con Zayn estableciendo distancia. Tras ser tumbado por Big E mediante codazos, comenzó el castigo hacia el antiguo campeón de NXT.

Al volver de comerciales, la cosa dio la vuelta, ya que Zayn era el que estaba castigando a Big E en el esquinero.

Cuando Zayn intentó un Snapmare, el ex-miembro del New Day se resistió y pero el velludo luchador respondió con un rodillazo a la mandíbula.

Después de constantes intercambios que incluyeron flying elbows y german suplexes, Zayn se tiró del dolor, acusado el haberse lastimado la muñeca que ya tenía lesionada.

El árbitro falló al intentar establecer distancia, y fue ahí que Zayn abofeteó a Big E, quien persiguió a su rival alrededor de y debajo del ring. Zayn logró regresar justo antes del conteo a diez, así siendo el fortuito ganador.

TE PUEDE INTERESAR: Javier Aguirre: "Estamos en buenas manos" con 'Tata' Martino en el Tri