El futbolista alemán fue puesto en cuarentena; mientras que el resto del Hannover fueron sometidos a exámenes médicos