El hijo del siete veces campeón de la Fórmula 1 aseguró un asiento para la próxima temporada

 

El actual líder de Fórmula 2 Mick Schumacher, hijo del heptacampeón de
F1 Michael Schumacher, debutará el año que viene en la máxima categoría
del automovilismo con la escudería estadounidense Haas.

"La idea
de estar el año que viene en la parrilla de salida de la Fórmula 1 me
hace increíblemente feliz y estoy simplemente sin palabras", aseguró en
un comunicado el piloto, de 21 años.

Se mostró además muy
agradecido a Ferrari, a la Academia de Ferrari y a sus padres. "Siempre
he creído que haría realidad mi sueño de competir en la Fórmula 1",
agregó.

El jefe del equipo Haas, Günter Steiner, se mostró por su parte convencido de que Schumacher, "por su rendimiento, se ha ganado la oportunidad" de saltar a la Fórmula 1.

El joven piloto, que
conformará el nuevo equipo de Haas junto al ruso Nikita Masepin, está a
punto de proclamarse ganador de Fórmula 2 con el equipo italiano Prema a
falta de las últimas dos carreras de la temporada en Baréin.

La
posibilidad de que accediese a la Fórmula 1 estaba ya en el aire para
este piloto de la Academia de Ferrari. Hace apenas dos semanas reconocía
que ése era su "objetivo final", pero que era difícil.

"Hay
asientos muy limitados en la Fórmula 1. Quien los consigue al final es
algo que solo los jefes saben (…) Mi objetivo es estar en la cima y
pelear con los mejores", afirmó.

Las expectativas son altas sobre
Mick, por ser el tercer Schumacher en la elite del automovilismo
mundial, y por su trayectoria, empezando por las competiciones de Karts y
escalando por las distintas categorías a gran velocidad en los últimos
seis años.

Además de estar cerca del campeonato de Fórmula 2, ha sido
vicecampeón de la Fórmula 4 alemana y campeón europeo de Fórmula 3.