El quarterback de Seahawks y la cantante ayudarán a los afectados que deje el coronavirus