El partido tuvo de todo, incluyendo goles anulados para ambos equipos…

 

Tottenham recibió al Manchester City con una simple pero difícil misión: ganar para ser nuevo líder de la Premier League. 


Los dirigidos por José Mourinho no han perdido desde la primera jornada y acumulan tres victorias consecutivas, mientras que los de Pep Guardiola son décimos tras empatar ante Liverpool, por lo que tres puntos eran imperativos para acercarse al top 4.

El partido comenzó de forma soñada para Spurs. Al minuto 5, Tanguy Ndombélé mandó un pase bombeado por encima de toda la defensa del City que encontró a Heung-min Son, quien definió rápidamente con la zurda entre las piernas de Ederson.

El tanto significó el quinto gol de Son en sus últimos cinco juegos contra el Man City en todas las competiciones, según datos de Opta, y los londinenses ya estaban adelante 1-0.

Parecía que la noche terminaría de forma temprana para los visitantes cuando, al minuto 13, Harry Kane empujó un pase de Son a un arco vacío para el 2-0. El VAR revisó la jugada y terminó por anular el segundo, así dándole un respiro a Guardiola y sus jugadores.

Los ‘Skyblue’ no se esperaron para lanzarse al ataque tras el gol anulado y al 28’, parecieron encontrar su recompensa. Gabriel Jesus bajó un balón dentro del área local y asistió a Aymeric Laporte, que definió con potencia de primera intención para poner el 1-1.

Pero entonces llegó el VAR, que nuevamente anuló un gol, esta vez por culpa de Jesús, que recibió el balón dentro del área con la mano. Un entretenido y movido primer tiempo terminó con ventaja 'Lillywhite'. 

Empatados en primer lugar de la lista de mejores defensas con solamente nueve tantos permitidos en la liga, el partido en la segunda mitad continuó la misma dinámica: mucha intensidad y limitadas oportunidades


Al 65’, un balón regalado por Riyad Mahrez terminó en pies de Eric Dier, que lanzó al equipo de contragolpe con Kane. El inglés luego cedió el balón hacia Giovani Lo Celso, que definió cruzado a menos de un minuto de haber ingresado al campo. 

Tras conceder el segundo gol, la escuadra de Guardiola pareció quedarse sin gas y sin voluntad de descontar en el marcador. 

La nula producción ofensiva de los 'Cityzens', combinada con la sólida forma defensiva de Spurs terminó con una victoria londinense que le da el liderato de la Premier League a los de Mourinho. 

Resultado final: Tottenham 2-0 Manchester City. El próximo partido de los nuevos líderes será visitando al Chelsea, en otro duelo por la punta de la liga, mientras que el City recibirá al Burnley. 

TE PUEDE INTERESAR: ¡Bajan, Real Madrid! Villarreal sigue peleando la cima de LaLiga en España